1. Las Escrituras

Las Sagradas Escrituras han sido inspiradas por Dios y son el producto de hombres controlados por el Espíritu Santo; su contenido es inerrante e infalible, es decir, no hay error en su forma original y es completamente confiable. La Biblia es la revelación salvífica para el hombre y es nuestra única regla de fe y de práctica.

2. Dios

Creemos en el único Dios viviente y verdadero, el Creador del universo. Es glorioso en santidad, libre de maldad y de pecado, digno de todo honor, confianza y amor. Dios es trino: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

3. Jesús

Dios Hijo, Jesucristo, es el único Salvador y mediador entre Dios y los hombres. Se hizo hombre habiendo nacido por la virgen María de manera sobrenatural. Sufrió en su cuerpo por nuestros pecados y por sus llagas fuimos nosotros curados. Resucitó, está en el cielo a la diestra del Padre y vendrá por segunda vez a juzgar a vivos y muertos.

4. El Espíritu Santo

Dios Espíritu Santo es una persona divina, poseedora de todos los atributos de personalidad y deidad. Es igual con el Padre y con el Hijo. Convence al mundo de pecado, juicio y justicia al fin de que conozca la salvación. Además, vive en los que han experimentado la salvación y los guía y capacita para la obra del evangelio.

5. El Pecado

El pecado entró al mundo e infectó a toda la humanidad cuando Adán se rebeló contra Dios, siendo tentado por Satanás, provocó la condenación y la separación eterna entre Dios santo y la humanidad pecadora. En esto consiste la obra redentora, Dios busca a los pecadores para reconciliarlos y librarlos del castigo eterno del infierno a través del sacrificio de Jesús. Satanás, el opositor de Dios y de sus propósitos, busca cegar las mentes de los incrédulos y acusar y tentar a los creyentes, no obstante, está designado a la derrota por Cristo y a un castigo de tormento en el lago de fuego que está preparado para él y sus ángeles.

6. La Salvación

La salvación de los hombres es únicamente por la gracia de Dios, mediante la obra redentora de Jesucristo. Por lo tanto, la salvación no es por mérito propio y se da sólo bajo el arrepentimiento y la aceptación del señorío de Jesucristo y la fe en obra vicaria y sustituta de la cruz. Esta salvación es instantánea, completa y eternamente segura. Al creer el creyente ha sido justificado de sus pecados pasados, presentes y futuros.

7. Los Creyentes

Los creyentes son los seguidores de Cristo que han nacido de nuevo espiritualmente por su fe personal en Él como Salvador y quienes a su vez conforman Su Iglesia.

8. La Iglesia

La Iglesia del Señor Jesucristo está conformada por las iglesias locales de todo el mundo encomendadas para hacer discípulos de todas las naciones.

9. La Iglesia Local

La iglesia local está compuesta por seguidores de Cristo comprometidos a alcanzar a los no creyentes con el evangelio. Es responsable bíblicamente por la disciplina y restauración de sus propios miembros, por el manejo de sus propias finanzas, por el discipulado y la instrucción de los miembros y por la observación de las ordenanzas, el bautismo y la santa cena.

10. El Bautismo

El bautismo es una demostración consciente del creyente en figura solemne y hermosa, de su fe personal en el crucificado, sepultado y resucitado Salvador, con sus efectos de muerte al pecado y resurrección a una nueva vida. Es un mandato bíblico, es personal y consciente y debe ser por inmersión del creyente en agua, es necesario cumplirlo para poder gozar de todos los privilegios de la congregación.

11. La Santa Cena

La santa cena es la conmemoración simbólica del sacrificio de nuestro Señor Jesucristo hasta que Él venga nuevamente. El pan es la representación del cuerpo quebrantado de Cristo y el vino es la representación de la sangre derramada por nuestro Señor.